Arrivando a Canadá… Primeros cuatro meses.

Hoy estamos cumpliendo cuatro meses de haber arrivado a Montreal.  Han sido cuatro meses cargados de mucha actividad, mucho por hacer; donde cada día nos enfrentamos a distintas situaciones con las cuales aprendemos a desenvolvernos con mayor facilidad y propiedad.

Tenemos un ritmo de vida que nos gusta mucho, mi esposo en el trabajo, mi niño en el colegio y yo terminando mi francisación.  Aunque confieso!,  estoy loca por conseguir un trabajo que me ayude a aportar económicamente algo a la casa.

En resumen… en estos cuatro meses hemos aprendido que:

  • Los contratos de servicios en su mayoría, son a largo plazo (2 o 3 años)
  • La puntualidad vale oro!… nunca se llega tarde a una entrevista o cita.
  • La leche y productos lácteos son bastante costosos.
  • En cualquier rincón de Montreal, se consigue un centro de ayuda al inmigrante.
  • En las iglesias de habla francesa asiste muy poca gente, a las de habla hispana asisten muchos latinos.
  • La gran mayoría de las historias de parejas separadas ya traían una secuela de sus países de origen.
  • Si se quiere tener una mejor idea del clima, es aconsejable revisar el canal de la predicción meteorológica todos los días antes de salir de casa.
  • Se sorprenden cuando se enteran que uno cocina todos los días para las tres comidas.  Sobre todo, si dices que madrugas a cocinar.
  • Para alquilar hay que tomar en cuenta muchas cosas:  tipo de vivienda, futuros vecinos, servicios cerca y sobre todo el transporte.  Si no hay una estación de metro cerca, por lo menos que los buses sean de mayor frecuencia.  Lo agradecerán en el invierno (dicho por la gente de aquí).
  • Cuando uno piensa que tiene un problema, es porque no ha escuchado el problema de los demás.
  • En invierno las personas se deprimen mucho.  Alta taza de suicidios; de las cuales no se hace mención en las noticias.  (Dicho por los quebequenses)
  • Muchas personas utilizan bicicletas, no solo lo hacen por comodidad, sino por salud y por el planeta.
  • La población afrodescendiente es más abundante de lo que se puedan imaginar.
  • Aquí el tiempo pasa volando.
  • Hay una gran cantidad de eventos culturales en la ciudad.  Muchos de ellos gratuitos.
  • Las ayudas sociales si funcionan… el gobierno está pendiente de que como inmigrante recibas lo que te corresponde.
  • Si llega durante el verano y tiene niños, haga el esfuerzo de inscribirlo en un campamento de verano.  No solo le facilitará la integración a su hijo, sino que le permitirá a usted hacer sus diligencias o comenzar su curso de francés.

Esto y mucho más!…

Ven con una actitud de disfrutar todo… lo bueno y lo malo.  Lo bueno, tranquiliza; lo malo, fortalece.

Una respuesta a “Arrivando a Canadá… Primeros cuatro meses.”

Comentarios cerrados.