Problemas con el Colegio del Niño

Desde que llegamos a Montreal habíamos informado que todo con respecto a la escuela del niño estaba solucionado.  Pero para sorpresa de nosotros no fue como pensábamos.  La Comisión Escolar de Montreal nos informó que antes de comenzar las clases nos debía llegar a nuestra casa una carta donde se nos informaría los pormenores de la escuela que le asignarían a nuestro niño.  Esta es la fecha y la carta no la hemos recibido.

Sin embargo, desde el lunes pasado 29 de agosto comenzaron las clases.  En vista de que la carta nunca llegó llamé a la Comisión y me informaron que la escuela que le correspondía a mi niño era precisamente la que está frente a mi casa.  Con mucha alegría me fui al colegio, cuando llegué allí me indicaron que yo debía haber hecho la inscripción con ellos mucho antes de comenzar las clases.  Me pareció extraño, porque eso no fue lo que me informó la Comisión Escolar.  Sin embargo hice la inscripción; para ello solo me solicitaron la partida de nacimiento original del niño, tal cual como me la entregaron en Venezuela, sin traducir, sin pasar por registro principal ni nada! y la carta de residente permanente (se puede también entregar la planilla IMM)

Pensé que todo estaba bien, de hecho mi niño asistió a su primer día de clase.  Para asombro, el día martes cuando lo llevo a la escuela me llama la directora para informarme que mi niño había sido cambiado de colegio.  Porque en ese colegio ya no hay puesto para él.  Primero me dio mucha rabia, le preguntaba e insistía en que me dijera por qué lo habían cambiado y ella se mantuvo en que había sido el último niño inscrito, aunque yo había hecho la inscripción desde mayo cuando recién llegamos.

Por mucho que insistí no hubo posibilidad de que mi niño permaneciera en el colegio; mi niño se puso mal porque pensaba que lo habían botado de la escuela y me preguntaba qué había hecho mal.  Se podrán imaginar como me sentí!.

Así que mi niño tuvo que continuar la semana en una nueva escuela, algo retirada de casa.  Con la suerte de que logré que me dieran el servicio de transporte con el autobús escolar alegando que era injusto que cambiaran tan arbitrariamente a mi niño de colegio.

Según algunas personas que conocemos aquí en Montreal, es posible que algún niño quebequense haya llegado a última hora y como  mi niño es el inmigrante (de hecho era el único en el colegio) prefirieron sacarlo a él.  Claro,  esto solo son comentarios de algunos inmigrantes que llevan tiempo aquí.  Yo no puedo afirmarlo!

Así que cuando lleguen tomen sus previsiones!… cuando inscriban en la Comisión Escolar, insistan que les digan con tiempo el colegio donde estudiaran sus niños, y cuando lo sepan, vayan al colegio a inscribirlos.