Una palabrita!

Todos los días ando con la misma historia!… que si la embajada de Québec en México, que si a los amigos colombianos, que si a nosotros los venezolanos, y como dicen aqui… que si el pato y la guacharaca! realmente este proceso se puede llegar a convertir en un círculo vicioso, y al decir esto me refiero a que la espera realmente angustia.  Pero no voy a escribir hoy nada de angustia, desesperación, ni nada que se le parezca.

Hablaré de esa palabra que muchas veces esperamos leer de un blog, que nos lo diga un compañero de camino, o simplemente un mirón que no ha de faltar para meter la cuchara.  Una palabra que te tranquilice, que te haga sentir así sea por un par de minutos que todo el proceso va bien, aunque hayan pasado uno cuantos meses sin saber a ciencia cierta qué sucede.  Pero igual alenta!

Aunque no lo crean, el hecho de saber que otros están igual que tu… te hace escribir palabras de aliento, para animarlos, aunque en realidad esos ánimos los necesita uno.  Soy de las que en cualquier blog o comunidad de inmigrantes, estoy escribiendo “paciencia”, “pronto les tocará a ustedes”, “ánimo”, “no se angustien”, “vamos bien”, “pronto saldrán de aqui” (esto último para mis compatriotas!, y de verdad que lo necesitamos); porque realmente es necesario leerlo a diario, para sobrellevar con calma y cordura esta espera.

Así que para ti!… para todo aquel que inicia este proceso, para aquel que ya tomó la decisión, para aquel que acaba de enviar su expediente y para todos los que estamos ya montados en el coroto!… les deseo la mejor de las suerte en este proceso, no se desanimen!… hay grandes oportunidades!, y por la experiencia de muchos  “Sí se puede!”.

Y antes de que me quiten la luz (durante 2 horas y media) y pierda esta entrada en el blog!… me despido.

Se les aprecia!

Esperar… qué mas queda?

Hoy estamos cumpliendo un mes de haber enviado nuestro “dossier” a México. De verdad se torna angustiante tener que esperar.

He pasado todo este més, revisando el estatus de la cuenta bancaria para ver si ya fueron cobrados los “fees” y nada, no hemos corrido con esa suerte aún… menos mal que el banco no cobra por revisar este estatus tantas veces al día durante todo este mes.

Lo bueno, es que esta misma espera me motiva a manternerme al día con cualquier artículo, comentario, blogs, foros y demás referente la migración a Québec.

Sin embargo, como ya lo dije… á seguir esperando.

Por cierto, he visto como muchos blogueros que han migrado, tienen bastante abandonado su blog, yo que me encuentro en esta etapa del proceso, hubiese querido poder seguir leyendo muchas de sus experiencias ahora que ellos se encuentran allá.