Defendiéndome en Montreal con mi Francés

Desde que inicié este proyecto con mi familia (esposo e hijo) comencé a estudiar Francés; personalmente puedo decir que a pesar de saber que el francés es fácil… a mi me ha costado más aprenderlo.  Sin embargo todo este tiempo de estudio me ha permitido que al llegar a Montreal pueda comprender casi a todos con los que me he tropezado.

Esas historias que hemos leído de quienes habían llegado antes o que tenían más conocimiento de la realidad en Montreal son totalmente ciertas… el francés quebequense es muy diferente al que estudiamos en nuestro país, algunos en la Alianza Francesa.  Pero el hecho de que sea diferente no quiere decir que no podamos comprenderles.  Recuerden que aqui si preguntas que te repitan, ellos lo harán.  O por lo menos conmigo han sido muy pacientes, y se han esmerado en hacerse entender.

Me he visto en la necesidad de hablar en algunos organismos y me he defendido sin necesidad de buscar alguien que hable Español.  OJO:  no hablo perfecto el francés, pero si me doy a entender.  Quizás hable medio indio, ellos se sonrien, me completan, me corrigen, pero me entienden que es lo importante.

Tampoco es que toda la gente habla el francés quebequense… yo particularmente he escuchado ese francés más a los jóvenes/adolescentes.  En los lugares de atención al público en su mayoría hablan un francés bastante entendible.  Además como hay tantos inmigrantes es normal que alguno te atienda en el super, en los organismos públicos, en restaurantes, etc. y ellos hablan un francés bastante neutro.

Algo que me ha hecho sentir muy bien, es que en algunos lugares cuando ven que comienzo casi que a tartamudear, a pensar, a repetir mis frases para hacerme entender, me preguntan si hablo español… y cuando digo que si, procuran decirme algo en español como: “Hola”, “cómo estás”… y luego me preguntan como se dice algo en español… por ejemplo, fui a enviar un sobre para inscribir al niño en la ayuda social (eso para los que tienen hijos) por Post Canada, el señor que me atendió bastante simpático me decía que le dijera todo en español porque el quiere aprender… la cantidad que le tenía que pagar me dijo que se la dijera en español, cuando me entregó el ticket de caja igual me pidió que se lo dijera en español.  También en un restaurant que queda cerca de Service Canada, llamado Marcello’s (por cierto se come divino allí) el cajero me preguntaba como se decía en español algunas cosas.  Y con nuestro niño hemos visto que todos siempre quieren saludarlo en español, para hacerlo sentir bien.  Realmente la sociedad se interesa en hacerte parte de ella.  Al menos así han sido con nosotros.  Nos han demostrado un gusto por aprender nuestro idioma.

En fin!, es sumamente importante dominar mejor el idioma para conseguir un empleo.  Ellos no piden que hables como un quebequense, pero si que puedas comprenderles bien y expresarte sin mucho problema. 

Encontrando Empleo

Luego de haber cumplido un mes en Montreal les contaré sobre nuestra búsqueda de empleo, específicamente la que ha hecho mi esposo.

Nosotros llegamos el 24 de mayo, y justamente dos semanas después mi esposo comenzó la búsqueda de empleo, para ello activó su cuenta en Emploi Quebec que había creado una vez que nos dieron el CSQ.  Por allí hizo algunas búsquedas y se postuló en algunas ofertas de empleo.  Igualmente consiguió algunas ofertas en la web y se postuló en ellas. 

Para sorpresa de nosotros, desde el mismo día en que comenzó a enviar las postulaciones comenzaron a llamarle, le hicieron pequeñas entrevistas por teléfono y cuatro lo citaron para entrevista personal.

Durante las dos semanas siguientes hubo mucha comunicación con algunos cazatalentos y con personal de recursos humanos de algunas empresas.

Pero lo mejor fue cuando un cazatalentos se interesó en su CV, le llamó y concretó una entrevista personal con él para el dia siguiente; cuando mi esposo se presentó y luego de una hora de entrevista el señor le preguntó si estaría disponible para entrevistarse ese mismo día con el jefe de proyectos de una empresa, mi esposo aceptó y en la tarde fue a la entrevista con el señor.  La entrevista duró 2 horas y en ella el jefe de proyecto le preguntó si él tendría inconveniente en hacer una prueba técnica, de habilidad (conocimientos), mi esposo le dijo que no había problema y se quedó con el haciendo la prueba.  Cuando terminó, le indicaron que le contactarían si era elegido y con mucho formalismo le acompañaron hasta la puerta.

Wuao!… ese dia fue lo máximo para nosotros,  cuando mi esposo llegó a casa, y me estaba contando lo de la entrevista, sobre su prueba de conocimiento, las preguntas que le hicieron; recibió un mensaje del jefe de proyecto que le entrevisto, diciéndole que el CEO de la empresa quería entrevistarse con él al día siguiente. 

Esa noche no pudimos dormir bien, conversando, imaginando, soñando despiertos.  Asi que cuando amaneció, mi gordo se puso su paltó y bien precioso se fue a la entrevista con el CEO.  Yo me quedé en casa con los nervios a mil.

Cuando llegó a la oficina me llamó, diciéndome que estaba allá que iba a desconectar el celular para evitar alguna llamada imprevista, y que me avisaba cuando saliera.  Luego de una hora, sonó mi celular y lo que escuché fue: “Estoy contratado!”.

La alegría es enorme!… por lo menos el está con trabajo, ya es un ingreso!…  Para él la satisfacción es más grande aún, ya que consiguió trabajo en su área.  El ambiente de trabajo es totalmente anglófono, a tiempo completo. 

Quizás corrimos con una suerte enorme, solo demoró menos de 2 semanas la búsqueda.   Iba a comenzar el lunes su primer día de trabajo, pero le llamaron para informarle que su computadora no había llegado a la oficina y que ésta llegaba el miércoles a primera hora, asi que mañana miércoles 28 de junio comienza su primer día de trabajo.

Programa para los “Nouveaux Arrivants” del “Banque Scotia”

Otra de nuestras gratas experiencias que hemos vivido aqui en Montreal ha sido la apertura de una cuenta en el Banque Scotia (Scotia Bank). Para ello pedimos una cita en el banco Scotia que se encuentra en la Rue Peel, casualmente alli trabaja una chica de habla hispana llamada Beatriz Barahona. Es una excelente persona, muy atenta y carinosa.  Una vez que supo de nuestro status nos habló del Programa para residentes permanentes (Progamme BonDébut de la Banque Scotia pour résidents permanents).

Con ella abrimos la cuenta “Cheq”, lo bueno de este programa para residentes parmanentes es que durante el primer año no te cobran nada por servicios administrativos incluyendo la cantidad de transacciones realizadas, todo es ilimitado, claro! se debe utilizar cajeros automáticos del Scotia, ya que de utilizar otros cajeros si se cobra.  Además, el programa ofrece tarjeta de crédito con límite de 1.000 $CAN; durante los primeros 6 meses solo cobra aproximadamente el 7%, luego de eso se coloca en la tarifa normal que son aproximadamente 19%.  Claro que luego de tener un trabajo se puede obtar por alguna otra tarjeta cuyo porcentaje sea menor.  Pero realmente para un recién llegado es una ventaja poder comenzar hacer una vida crediticia.

Nosotros abrimos una sola cuenta y ambos somos firmante por separado. Es decir la cuenta esta a nombre de los dos, cada uno tiene su tarjeta de débito y por ende cada uno tiene tarjeta de crédito por el monto que ya mencioné. No fue necesario tener trabajo ni bail. Solo nos pidieron los pasaportes, confirmación de residencia y el NAS.

Las tarjetas de débito nos la dieron el mismo día que abrimos la cuenta y ayer, luego de 12 dias de tener la cuenta nos llamaron para que fuésemos a buscar las tarjetas de crédito.

Realmente aconsejo esta agencia, en general todos son muy amables. Para llegar mas rápido pueden irse a la estacion Peel del metro o la estación McGill; una vez allí salir en sentido contrario a la Rue Sainte Catherine. Cuando se sale a la calle el banco estara a una cuadra (Vean el enlace en Google Maps).

Firmando nuestro primer “Bail”

Amigos, ya por fin puedo compartir con ustedes nuestra alegria de haber podido firmar un bail, es decir, nuestro primer contrato de arrendamiento.

Como ya les habia comentado, nos ha gustado mucho el barrio Rosemont/Petite Patrie. Caminando por la zona vimos el apartamento en alquiler justo al frente de una hermosa escuela, y al lado de la escuela hay una iglesia catolica; por lo que era la eleccion perfecta para mi. Pero ahí no acaba todo, luego de ubicar el apartamento hubo que llamar al telefono que indicaba el anuncio y hacer una cita para visitarlo y darnos a conocer. Asi lo hicimos y pudimos concretar la cita para el mismo dia; por lo que 20 minutos despues de haber llamado estabamos en la puerta del apartamento esperando a ser atendidos.

Entramos lo vimos con detalle con nuestra amiga; la gente bastante simpatica y salmos. Una vez afuera nuestra amiga nos comento que le parecido que dimos buena impresion. Y asi fue, al dia siguiente nos llamaron para hacer algunas preguntas personales y nos dijeron que el lunes tomarian la decision y que cualquier cosa nos llamaban.

Por fin al llegar el lunes, muy temprano en la manana nos llamaron para decirnos que el apartamento es nuestro y que nos esperaban ese mismo dia a las 7:00 p.m., para firmar el bail.

Llegamos puntual, se volvio a revisar el apartamento, para colocar los detalles en el contrato y listo.

Ya tenemos apartamento!!!

PD:  El famoso “Bail”, en nuestro caso fue un formato que ya venden como las formas Lec de Venezuela que vienen listas para llenar; eso lo compran los propietarios.

En búsqueda de vivienda

Desde que pisamos suelo quebequense hemos tenido la inquietud de buscar vivienda. 

De nuestra experiencia les puedo compartir:  en las estaciones del metro reparten gratis dos periódicos llamados: 24 H y Metro.  En cada uno de ellos al final hay unos clasificados, en ellos aparecen una diversidad de apartamentos en alquiler en distintos barrios de Montreal. 

Otra opción que vimos viable fue la búsqueda a pie.  Quizás suene algo agotador, pero es una buena opción; nosotros lo hicimos, aprovechando la temporada y el calorcito que se comienza a sentir.  Nosotros nos ubicamos desde nuestra llegada en la región Rosemont/Petite Patrie, ya que nuestra amiga nos recibió en su casa en la zona.  Particularmente a mi me ha encantando, es una zona muy tranquila, segura, y sobre todo hace un silencio espectacular.  En la zona hay muchas iglesias, para los que son católicos, es una buena noticia.  Hay una gran variedad de rutas de autobús.  Aparte de que este barrio está cerca de lo que se llama “Centre Ville”

Asi que durante los primeros días hemos recorrido el barrio caminando, anotando los números de teléfono y al final del día nuestra amiga se encargaba de hacer las llamadas para concretar las citas de visita.  Así es el proceder aqui!.

Otra opción para la búsqueda de vivienda y que a mi me ha gustado muchísimo, es la página web: Padmapper, allí se pueder ver la ubicación del inmueble que permite planificar qué tan cerca está de alguna estación del metro o de alguna ruta de autobús.

Yo les aconsejo que hagan lo posible por conseguir un lugar dónde llegar, preferiblemente con un amig@, y una vez en Montreal hagan la búsqueda del apartamento o vivienda.  Realmente se consiguen gran cantidad de apartamentos en alquiler en la calle, es común ver colgando de alguna ventana, escalera, puerta o pared un anuncio que dice “À Louer” .