Un rayito de luz!

Por fin recibimos noticias de México!, hoy nos llegó la carta de la Embajada de Québec en México donde se nos informa que estamos en lista de espera para la entrevista y nos indican unos documentos que tenemos que tener listo para llevar ese día.

Estamos super contentos, ya nos volvimos a encaminar en el proceso.

A todos los que están esperando entrevista mucho ánimo!. Espero conocer alguno ese día.

Esperar… qué mas queda?

Hoy estamos cumpliendo un mes de haber enviado nuestro “dossier” a México. De verdad se torna angustiante tener que esperar.

He pasado todo este més, revisando el estatus de la cuenta bancaria para ver si ya fueron cobrados los “fees” y nada, no hemos corrido con esa suerte aún… menos mal que el banco no cobra por revisar este estatus tantas veces al día durante todo este mes.

Lo bueno, es que esta misma espera me motiva a manternerme al día con cualquier artículo, comentario, blogs, foros y demás referente la migración a Québec.

Sin embargo, como ya lo dije… á seguir esperando.

Por cierto, he visto como muchos blogueros que han migrado, tienen bastante abandonado su blog, yo que me encuentro en esta etapa del proceso, hubiese querido poder seguir leyendo muchas de sus experiencias ahora que ellos se encuentran allá.

Haciendo seguimiento al paquete!

Si, ya lo se, es exagerado decir que he estado todo el día haciéndole seguimiento al paquete.  Pero qué se le hace, si la emoción que se tiene es tan extraña.  Desde temprano pude ver como el paquete en la noche había partido de mi ciudad hasta llegar a la ciudad de Valencia en la madrugada, y también muy temprano fue enviado a Caracas.  Allí estuvo por un par de horas, y en este momento se encuentra en Maiquetía, rumbo a México.

Ahora entiendo por qué hay tantos blogs con tantas experiencias, tantos comentarios, tantas adécdotas.  Es lo mejor de todo esto, la espera.  Nos hace decir unas cosas, que quizás en los próximos días piense, que fue una tontería comentarlo.

Me imagino todo el fin de semana en lo mismo.  Que angustia tan divina!