Tramitando la licencia de conducir.

Hoy vengo a comentarles cómo tramité mi licencia de conducir en Montreal.  Cabe señalar que se deben presentar dos exámenes, uno teórico y otro práctico como en nuestro país.

Lo primero que hice fue ir al Consulado Venezolano con mi cédula de identidad y mi licencia de conducir venezolana, para solicitar la traducción de la licencia (es un requisito obligatorio).

Luego llamé a la SAAQ (Société de l’assurance automobile) para solicitar la cita del examen teórico.  Esto lo hice los primeros días de septiembre y me la dieron para el 18 de octubre.

Los requisitos que me pidieron fueron:

  • La carta de residente permanente.
  • La licencia de mi país junto con la traducción que me dio el consulado.
  • Una prueba de residencia (la planilla de confirmación de residencia permanente).
  • La tarjeta RAMQ.

El día del examen teórico al llegar en la recepción me dieron un número y pasé a la sala de espera (habían muchas personas), me tocó esperar a que llamaran mi número; cuando por fin me llamaron la persona que me atendió me creó el expediente, sacó fotocopias, me hizo leer algunos compromisos y me hizo firmar.  Yo preocupada por pagar le pregunté y me dijo que aún no, que esperara que me volverían a llamar.  Cuando apenas me estaba sentando me volvieron a llamar; esta vez para tomarme la foto.  Volví a preguntar si ahora si tenía que pagar, me dijeron que no, que me volverían a llamar.  Me senté por unos 15 minutos y me llamaron otra vez, esta vez me hicieron un pequeño examen de la vista en un aparato.  Todo bien, y ahora si, debía pagar.  Pagué 10,10 $CAN.  La señora que me atendió me preguntó en qué idioma quería hacer el examen ya que se puede presentar en: francés, inglés o en español.  Y no me lo van a creer… pero lo presenté en Francés.  Luego me indicó que ahora si podía pasar a la sala de examen para hacerlo.  Confieso, estaba asustada!.

El examen no tiene duración fija, puedes tomarlo con mucha calma. Se presenta en pequeños cubículos que tienen una pantalla táctil y ahí vas seleccionando tus respuestas, realmente es sencillo de usar.  El examen está dividido en tres partes: una de señalización, otra de código de seguridad, y otra sobre la forma de conducir y seguridad en la calle.  El sistema a medida que vas respondiendo te va corrigiendo y te va indicando cuántas respuestas has acertado, cuántas has fallado y cuántas oportunidades tienes de fallar.  Por ejemplo, una de las partes  contenía 16 preguntas, de las cuales debía acertar 12 para aprobarla.

Para dar por aprobado el examen se deben pasar las tres partes.  Afortunadamente en mi primer intento lo aprobé.

Al terminar el examen me imprimieron otro número y me indicaron que con ese me iban a volver a llamar para entregarme los resultados.  No se preocupen que eso es puro formalismo, ya que cuando se termina el examen el sistema te felicita si lo apruebas.

Cuando me llamaron, la persona me felicitó y con ella concreté la fecha para mi examen práctico.  Escogí el 31 de octubre.

A los 4 días de haber presentado ese examen teórico me llegó un carnet de SAAQ con mi foto, número de expediente y otros datos.

Como yo había escuchado de muchos casos donde las personas han reprobado ese examen, no me aguanté!!! por lo que el viernes 28, me fui a la SAAQ, y pregunté cómo podría conseguir un carro para ese día del examen.  Ellos me entregaron una planilla donde estaban todas las escuelas cerca a ellos donde podía averiguar.  Así que me fui caminando y fui preguntando, donde me convenció me metí y alquilé el carro para el 31 de octubre, me costó 50,00 $CAN y con ellos mismos cuadré una hora de práctica para el mismo día del examen pero en horas de la mañana.

De verdad que mientras hacía esa práctica (la misma ruta del evaluador) y escuchaba todo lo que este señor me decía, pensé que sería un completo milagro si llegase aprobar ese examen; casi que me desmoralizó.  Para mi, era como muy exagerado, sin embargo intenté agarrarle todo lo que el me decía.  Se podrán imaginar como me vería él, que me dijo que me aconsejaba que no presentara el examen, que lo aplazara.  Pero me dije a mi misma, si no me ha derrumbado una inmigración, mucho menos manejar que lo que he hecho por tantos años.  Así que me lancé!… me fui directo al examen.  Solo esperé unos 20 minutos a que me llamaran, pagué los 25 $CAN por el examen y a los 10 minutos comenzó la prueba.

El evaluador, muy formal, se presentó y me entregó las llaves del carro, me dijo que con anticipación el me iba a dar las instrucciones, que en caso de que no dijera nada, era porque tenía que manejar derecho.  Y así fue, cuando salimos del estacionamiento del SAAQ, estaba a cuatro ojos mirando letreros, señales de velocidad, buscando escuelas cerca, de todo hay que estar pendiente.  Recordé que en cada esquina donde hay una señal de pare, hay que detener el carro a 0 Km/h; los puntos ciegos hay que verificarlos antes y durante la incursión en la vía.  Estuve pendiente de no olvidar señalar mi cruce, en fin!… de todo!.  Creo que ha sido la primera vez en mi vida que he manejado con tanta precaución.

Veía que el evaluador estaba muy conforme.  Entramos al estacionamiento de la SAAQ y me indicó que estacionara en retroceso, la primera vez fue fatal, tanto así que le dije que me disculpara, que estaba aún nerviosa que lo iba a intentar, saqué el carro y otra vez marcha atrás.   Cuando quedó completamente estacionado, me indicó que saliéramos de ahí para dejar el carro en el mismo lugar donde estaba (todo esto dentro del estacionamiento).  Yo estaba muy contenta porque había estado todo bien, y en eso no vi el último pare, justo ya para meterme en el puesto y el ha frenado el carro que me dio un susto enorme y lo miré.  Fue allí donde me dio un sermón de casi 40 minutos.  Creo que me puse de todos los colores.  Y solo le dije que me disculpara, que él tenía razón, que fue una imprudencia mía haberme descuidado.  Me dijo que continuara y se quedó callado.  Estacioné el carro, lo apagué y me bajé.  Y volvió a tocar el tema del pare que me pasé y me dijo, que había conducido muy bien durante todo el tramo, que había sido muy seguro la forma como lo hice sin embargo que nunca debía pensar que ya había pasado el peligro, que en cualquier estacionamiento hubiese podido haber ocasionado un choque.  Pero que el me iba a dar la licencia.  WUAO!!!!… que alegría y qué alivio sentí.

Me hicieron esperar otros 15 minutos para que me volvieran a llamar, allí me preguntaron si quería pagar la licencia de una vez, pagué 90,93 $CAN.  Y me dieron una provisional (un papelito normal).

Este viernes 4 de octubre me llegó la licencia laminada a la casa por Postal Canada.  Así que ya otro trámite logrado.  Falta mi esposo!

PD:  He escuchado que las personas que pierden alguna de las partes del examen teórico, pueden volver a presentar solo la parte que perdió, pero deben pagar completo los 10,10 $CAN.