En vacaciones sin mucho que hacer.

Por fin ya en unas vacaciones, si así las puedo llamar, porque como dice mi querido esposo… nosotros nunca estamos de vacaciones! a lo que le agrego… siempre tenemos algo que hacer.

Bueno, por fin hoy culminamos nuestro segundo nivel del curso de francés, el cual ya tenemos un año estudiando, no se cuál será el equivalente de este en la Alianza Francesa, pero por lo menos ya le hemos dedicado un año completo al estudio de esta lengua.  Para los que se preguntarán, por qué estamos estudiando Francés, pues les digo, que para poder optar a ingresar a Canadá por la provincia de Québec debemos destacarnos en este idioma, es uno de los puntos que más fuerza tiene a la hora de evaluar nuestros documentos y así poder ser llamados a entrevista, incluso, para poderla pasar y obtener el tan añorado CSQ.

Volviendo al cuento, felices por haber finalizado el segundo nivel, para al mismo tiempo angustiados y no muy contentos porque nuestro profesor (un gran profesor) también se va de nuestro país justamente en los próximos días; así que no podremos finalizar el curso completo que comprenden 3 niveles.

Ahora nos encontramos en la espera de la apertura de la Alianza Francesa aqui en Barinas, donde vivimos, que según he leído por noticias de la página de la UNELLEZ (Universidad Local), pronto abrirán según convenio con la misma Alianza Francesa los cursos de Francés en esta casa de estudio.  Pues ojalá así sea.

Y bueno como comencé diciendo… por fin en estas vacaciones, solo que ahora me quedan miles de cosas que hacer en casa, como organizarla y darle todo el cariño que durante todo el tiempo de trabajo se le niega, hacerle el pantalón a mi esposo… esa es otra historia, anda como niño pequeño con el afán de tenerlo listo, bueno me anima el hecho de verlo tan ilusionado con la idea de que sea yo quien se lo haga… Pues ojalá éste quede realmente bien y no se pierda, la tela, el esfuerzo y el tiempo.

Ah!!!… y no recordaba… por Dios como se me va a olvidar… también debo culminar mi trabajo de grado de una especialización que estoy culminando.

Y por supuesto falta el tiempito para mi gorila (mi nené) que ahora está en un equipo de futbol infantil de niños de 3 y 4 añitos llamados Compoticas… ni se imaginan lo divertido que ha resultado verlo todas las tardes entrenando, con toda la seriedad que implica un entrenamiento de grandes futbolistas.

Y aún así hay quienes dicen que hay vacaciones?

Unas mini vacaciones a Ecuador!

Al parecer se me pasó por alto, y se me olvidó comentarlo.

Pues si, viajé a Ecuador.  El miércoles 27 de Mayo viajé junto con mi esposo y mi niño para la ciudad de Guayaquil.

Como siempre sufriendo por el vuelo en avión, qué cosa tan estresante para mi.  Y para rematar escala en Bogotá.  Pero sobreviví a toda esa angustia y llegamos a Guayaquil.

Mi primera anécdota de este viaje fue el recibimiento que tuvimos allí, no fue desagradable pero si inesperado. Mi bebé de 3 añitos se enfermó durante esas largas horas de espera en aeropuertos y vuelos que al llegar a Guayaquil tenía fiebre, malestar y otros síntomas parecidos a los producidos por la fiebre AH1N1.  Así que, al arribar a nuestro destino nos retuvieron y no se nos permitió salir del aeropuerto como todos los demás pasajeros sino que fuimos llevados en ambulancia a un hospital de la ciudad.

Al principio parecía una broma de cámara indiscreta, pero que va, era cierto, nuestro nene podría ser una amenaza para la población así que había que descartar el virus.  Y aún con el cansancio y la angustia de no conocer a nadie, fuimos atendidos muy bien por el personal médico y todos los que se encontraban allí esa noche.  Al dia siguiente le dieron de alta, sabiendo que el niño sólo tenía una inflamación en la garganta (Amigdalitis) y pudimos partir más tranquilo a nuestra travesía por Ecuador.

No se la experiencia de otros que hayan visitado Ecuador, pero me pareció un país bastante agradable para vacacionar, muy seguro, muy limpio, la gente muy amable, el costo en hospedajes, comida, transportes, sourvenirs y otros realmente muy bajo en comparación con la crisis que vivimos en nuestro país.

Fueron dos semanas de grandes aventuras, conociendo un poco de todo.  Por cierto el Volcán Chimborazo es hermoso! si llegan a visitar Ecuador no se pierdan conocer parte de la Sierra donde podrán ver esa gran cantidad de Volcanes y unos paisajes hermosos!.

Y ahora en casa!… de vuelta al trabajo.